by sanchez, 9 mayo, 2013 , In Blog

Un folio en blanco

Un folio en blanco

Todo empieza así: en blanco. Un escaparate, la decoración de una boda, un jardín,…

Igual que un escritor al comenzar su obra. Una página en blanco y una historia por delante. Ahora mismo me resulta más complejo iniciar estas líneas que dar vida a cualquiera de los proyectos que enumeraba antes.

Montar un escaparate, transmitir una idea, una sensación; hallar el deseo de una novia o intuir el ambiente que quiere crear; lograr en un jardín el paisaje perfecto que te haga sentir verdaderamente en casa… es como hacer un puzle. Cada condicionante, cada preferencia, va dando forma a algo especial, único. Todo va encajando para dar lugar a un conjunto perfecto.

¿Y qué hago yo en ese proceso? Asesorar sobre espacios asumiendo sus condicionantes, interpretar fobias y filias, decir que no a lo que no me gusta,… Resumiendo: Escuchar mucho y hablar por los codos de bodas, plantas, tendencias, simetrías, diseño de jardines. Hablar y hablar y hablar… Opinar sobre los vestidos de novia, sobre plantas de sol o sombra, sobre candelabros,… Asumo los gustos de cada persona y los condicionantes, meto la batidora y, sin saber muy bien como… sale el batido perfecto!. Así contado parece que todo es cuestión de suerte; prefiero pensar que la experiencia tiene algo que ver.

Hace unos días comencé un nuevo proyecto: mi primer curso. Nervios, inseguridad,… como siempre. Al final todo un éxito. Los asistentes muy contentos y con ganas de repetir.

Hoy empieza un nuevo proyecto para mí.

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*